El Sexto Cuerpo: el Arco de Luz, persona en plegaria.

Image

En nuestra exploración de la anatomía energética, estamos entrando en las esferas más sutiles: hoy reflexionamos sobre el Sexto Cuerpo, el Arco de Luz. Para que te hagas una idea, en el Arte Clásica Occidental ha sido representado como un semicírculo dorado al rededor de la cabeza de los santos y las santas. Tiene que ver con un fuerte poder psíquico, y una elevada conexión con lo más elevado.

Este cuerpo está vinculado muy estrechamente con el Sexto Chakra, la glándula pituitaria, responsable del manejar nuestro sistema glandular, y por ende nuestras emociones.

Ramdesh Kaur lo define así “Si puedes imaginar el Aura, siendo tu envoltorio energético, como un coche, el Arco de Luz sería en este caso el volante.” Y eso explica de manera muy visual la capacidad de este cuerpo de dirigir nuestro enfoque hacía un objetivo y guiarnos hasta alcanzarlo.

Pero no sólo: si el Arco de Luz está bien desarrollado, tendrás la capacidad de atraer hacía ti todo lo que pidas y necesitas.

Es importante subrayar que las mujeres tenemos un segundo Arco de Luz que va de pezón a pezón: representa una ulterior escudo para proteger e irradiar nuestra gracia y, en el caso de ser madres, es una protección para el bebé.

Un Arco de luz débil te deja expuesto a las influencias y opiniones de los demás, podrías sentirte confundido y con una escasa capacidad de mantener la concentración.

Para que permanezca bien brillante son esenciales dos cosas. La primera es una profunda coherencia entre tu palabra y tu acción. De nada sirve un gran discurso si no se ve reflejado en tus actos. Las personas con un Arco de Luz radiante nisiquiera necesitarán hablar mucho: su simple presencia y fuerza mental hablarán por sí sola.

Y la segunda práctica fundamental e imprescindible para valorar este cuerpo es la meditación. Meditar te conectará con tu centro, despejará los influjos externos para regalarte una seguridad interior inquebrantable, que te permita irradiar y atraer lo que necesites en tu camino.

Si has nacido en el mes de Junio, los días 6, 14, 24 presta aún más atención al cuidado de este cuerpo. Trata de pasar tiempo en silencio y a solas, para conectar con tu gran fuerza interior evitando las distracciones del mundo externo.

Un precioso mantra para elevar este cuerpo es Ardas Bhaee, es un mantra de plegaria. La filosofía yoguica dice que si tu Arco de Luz es poderoso, también tu poder de plegaria lo será, haciéndote capaz de obtener lo que pidas desde tu corazón más puro.

En esta sociedad tan ruidosa, recuerda de dedicar parte de tu tiempo a cultivar tu silencio, callando todos los estímulos externos, todas las opiniones internas, podrás dejar que la respiración te lleve al centro, donde podrás escuchar claramente lo que es importante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s