Manipura, tu gema brillante

chakra-manipuraEl tercer chakra llega con el calor del fuego a mostrarnos nuestra fuerza interna, esa fuente de energía inagotable que viene del punto umbilical.

En el plano físico, lo ubicamos en el punto del ombligo y plexo solar, y comprende los organos digestivos (estómago, páncreas, vesícula, hígado…). Las hormonas que segrega son las encargadas de metabolismo.

Este chakra representa nuestro poder personal, viene a darnos la certeza de que podremos lograr todo lo que nos propongamos, y la capacidad de iniciar la acción y bajar a tierra nuestros planes y objetivos. Es un chakra firme, bien planteado que nos permite organizar, estructurar, eficientizar, negociar. Es la energía del político, del hombre de empresa, de las funciones orientadas a lo social. Al ser el último centro del triángulo inferior, es también el más sutil. En este nivel ya no vemos solo lo individual, o mi relación con el otro, sino que apunta a un bien superior, a una sociedad y la responsabilidad que implica ser parte de ella.

Manipura se asocia con el arquetipo del Guerrero Espiritual, aquel que encuentra su mision y la lleva a cabo venciendo todos los obstaculos y miedos, actuando en función de una consciencia más elevada. Aquel que tiene la valentía de arriesgarse, cruzar fronteras, salir de lo rutinario y de la zona de confort. Y ser valiente significa que SI tengo miedo, pero lo trasciendo, voy más alla de mis miedos con mi fuerza interna.

Un tercer chakra equilibrado, aporta un buen sentido de autoestima y aceptación de quién uno es. Esto da seguridad y confianza para ser creador de la propia vida y materializar las ideas y deseos.

El elemento fuego es el que permite cambios profundos, quemando lo viejo para dar lugar a nuevas formas. Ya no hablamos de Tierra o Agua, sujetas a la ley de gravedad, el fuego arde y se eleva, y es mediante su fuerza que podemos romper las inercias y poner todo nuestro  ser en accion hacia un objetivo.

Manipura nos enseña el arte de encontrar el perfecto equilibrio en terrenos pantanosos como la ambición en la vida, poner límites, saber pedir, luchar por lo que uno quiere, respeto a los demás y a uno mismo. Nos ubica con impecabilidad en el lugar indicado para respetarme como individuo con toda mi grandeza pero buscar el bien del otro y la armonía social.

Como su nombre indica, es la gema brillante que hay en ti, si la lustras, lo sanas, lo trabajas puedes sorprenderte del poder interno que encontrarás. Ya está dentro tuyo, solo tienes que conectar y sentirlo.

Anuncios

Primer Chakra

primer chakra muladharaMuladhara, el chakra raíz, la base de todo. El primer chakra, se corresponde con el elemento tierra y se ubica en la base de la columna vertebral, en el perineo (entre ano y genitales) A nivel fisico abarca la estructura ósea, las piernas (nuestro sostén) y los organos de eliminación. Habla de nuestra relación con lo más básico: con la supervivencia, con el mundo material, nuestro cuerpo, nuestra subsistencia, relación con la comida, la salud. Viene a sentar las bases firmes para que todo lo demas se vaya desarrollando de manera equilibrada, un arbol sin raices no puede crecer. Y si tengo raices estoy bien plantado sobre la tierra, con realismo y con seguridad. Entonces hay confianza en la vida, en el planeta tierra y me siento como en casa en este mundo y en mi cuerpo. Esto hace que aceptemos responsabilidad por la propia vida y nos sintamos merecedores, con la tranquilidad que todo lo que necesito me es dado (si hay un suelo firme ya no puedo caer). Aquí nace el hábito, la acción que viene de la repeticón, de la rutina, ese orden primordial. El primer chakra nos enseña la perseverancia y la aceptación de la limitación, porque la materia limita todo lo que la mente proyecta y baja a tierra. Como tiene que ver con la supervivencia es un chakra ruidoso y exigente, si hay peligro, muladhara grita y salen a flote nuestros instintos primordiales, ya sea porque está en amenaza mi vida, mi subsistencia económica o mis necesidades físicas. Es un chakra “individual”, aquí no hay noción del otro, solo existe la dimensión de yo mismo y mis necesidades. Y yo soy en relacion a mi cuerpo y en relacion a mis antepasados, mis referentes culturales, mis padres y abuelos, de ahí viene mi raíz, mi fundamento.

Cuando hablamos de eliminación no es solo a nivel físico, también tiene que ver con el aspecto emocional, poder soltar, desprenderme de las cosas y del pasado. Encontrar el equilibrio entre dejar ir y conservar, sin apegarme pero sin que todo se me escape de las manos sin que me de cuenta. No aferrarme a mi cuerpo pero conservar mi salud, no acaparar dinero pero lograr mi propia subsistencia, no vivir pegado a lo material pero tampoco perder raíz ni realismo, no quedarme en el pasado pero tampoco estar disperso o ausente pensando en el futuro. Es un chakra de pura presencia, de saber habitar el cuerpo.

Cuando muladhara no esta equilibrado no hay confianza en la vida, surgen miedos, incomodidad de estar en el mundo y en el cuerpo, hay baja energía, apatía, falta de realismo y seguridad, la salud no es estable, todo se tambalea.

“Tu cuerpo es el viaje y por ahí comenzarás. Es tu conexión con el mundo físico, tu fundamento, la casa de tu danzas. Estas tocando el suelo de la verdad. Tu eres el suelo en el que todas las cosas descansan. Tu eres la Tierra donde todas las cosas nacen. Estas aquí, eres sólido, estás vivo. Tu eres el punto donde todas las cosas comienzan.”

Los Chakras: centros energéticos

Chakra significa “rueda” en sánscrito. Las fuentes antiguas muestran cada uno de los chakras principales con la forma de una flor de loto, una configuración circular rodeada de pétalos. La palabra chakra también nos habla de movimiento. Los chakras producen movimiento al transformar la energía psicofísica en energía espiritual. La energía psicofísica es de naturaleza electroquímica, a nivel físico está relacionada con las hormonas secretadas por las glándulas endocrinas: a cada gandula corresponde un chakra, como veremos más adelante.

Los chakras no pertenecen al cuerpo físico y no se puede describirlos utilizando un punto de vista occidental y materialista. Es algo parecido a describir un cuadro: no se puede hacerlo meramente hablando de sus lineas y sus colores, aunque sea cierto que formen su estructura básica, los chakras no pueden describirse solamente desde el punto de vista científico; eso no significa que sean centros imaginarios, son centros sutiles que pueden activarse a través de la respiración.

En el cuerpo humano, los campos materiales y no materiales se interpenetran. La respiración es una actividad neuromotora que activa todos los sistemas que existen en el cuerpo. Trae al interior del cuerpo Prana, energía vital que trabaja tanto con los aspectos materiales como con los no materiales del organismo, ayuda a eliminar bloqueos y permitir el flujo de la energía a través de lo chakras.

Los tres primeros chakras reciben el nombre de “Triangulo Inferior”, el Quinto, Sexto y Séptimo el del “Triangulo Superior”, el Chakra Corazón representa e punto de equilibrio entre ambos triángulos, el lugar donde se pasa desde el “yo” al “nosotros”, Los chakras del Triangulo Inferior actúan principalmente en la eliminación y la reducción y se equilibran con la acumulación y el refinamiento de los chakras del Triangulo Superior.

Existen ocho chakras principales, relacionados con las áreas del cuerpo, los elementos y las glándulas del sistema endocrino:

  1. Muladhara: base de la espina dorsal, elemento tierra, glándulas Corticoadrenales (encima de los riñones)

  2. Svadhishthana: los genitales, elemento agua, glándulas Gónades.

  3. Mainpura: el ombligo, el elemento fuego y el Páncreas.

  4. Anahata: el corazón, el elemento aire y la glándula Timo.

  5. Vishudda: la garganta, el elemento éter y las glándulas Tiroides y Paratiroides.

  6. Aina: el punto entre las ceja y mahatava, la combinación de la esencia de todos los elementos en su forma más pura, le corresponde la glándula Pituitaria.

  7. Sahasrara: la coronilla de la cabeza, trasciende la influencias de los elementos, glándula Pineal.

  8. Aura: es nuestra protección y nuestra proyección, nuestro campo electromagnético.

El funcionamiento de los chakras influye en nuestros pensamiento y emociones. Cada chakra es, periodo a periodo, un campo de juego de los deseos, mostrando su influencia en las personas que están apegadas al goce de un chakra en particular.

Al trabajar con los ejercicios de Kundalini Yoga proporcionamos un mayor equilibrio entre estos centros, para transformarnos en el ser consciente, armónico y pleno que llevamos dentro.