Verde que te quiero Verde! La Dieta Verde de Kundalini

Image

Acabamos de entrar en una nueva Primavera, y los comienzos de temporada son los momentos mejores para hacer limpieza interna y crear espacio y energía para este nuevo ciclo.

Por eso hoy te hablamos de la famosa Dieta Verde de Kundalini Yoga. Yogi Bhajn nos dejó preciosos consejos sobre nuestra alimentación, basados en una sabiduría ancenstral que la ciencia hoy avala con sus estudios.

La Dieta Verde tiene un principio muy sencillo: puedes comer todo lo que sea verde, por fuera y por dentro!

La naturaleza es muy generosa y nos entrega muchísimas verduras, legumbres y frutas para crear una dieta variada: te recomendamos las judías mung entre las legumbres, son de las más digeribles, proteicas y ayudan a la eliminación de toxinas. Para favorecer la digestión de las legumbres puedes cocinarlas con especias como comino, hinojo, jengibre o cúrcuma.

Entre las otras verduras, de especial importancia son las de hoja verde que te proporcionarán más calcio (rúcula, espinacas, acelgas…), a las algas para un correcto aporte de minerales, aguacate para las grasas saludables.

El mayor beneficio de la Dieta Verde es el de alcalinizar tu sangre: enfermedades cómo alergias o cáncer se generan en un entorno ácido, causado por un exceso de grasa animal  y productos refinados (Más info aquí y Aquí una tabla de los alimentos según su acidez y alcalinidad).

Además favorece la renovación celular, mejora la digestión, limpia el sistema linfático, contribuye a la perdida de peso, facilita la eliminación de toxinas, alivia el acné y otros problemas de piel, limpia el hígado y el páncreas, purifica el intestino de la mucosidad en exceso.

Si en tu dieta habitual consumes carne y lácteos, disminuye su consumo poco a poco antes de empezar esta purificación profunda. Yogi Bhajan la recetó para 40 días, pero si nunca has hecho una monodieta te sugerimos que empieces por pocos días y acercándote despacio, sin dejar alimentos de golpes. Las monodietas nos generan mucha confrontación interna y limpian energías guardadas hace tiempo, así que tómatelo con respeto y calma!

Recuerda que somos una unión de cuerpo, emociones, mente, espíritu… cada aspecto que trabajes va a influir en los otros y beneficiarlos!

Nosotras empezamos hoy y haremos una limpieza de diez días, terminaremos con la Luna Nueva en Aries del Miércoles 10 de Abril: nuevo comienzo de año astrológico y de ciclo de vida!

Si quieres experimentar esta poderosa y natural limpieza o lo has hecho en el pasado, cuéntanos! Estamos conectadxs para aprender unos de otras!

Felices comienzos, Sat Nam!

Anuncios

El yoga y la alimentación

Hace muchos años, como 2400, Hipócrates dijo su famosa frase: Que la comida sea tu alimento y el alimento tu medicina. Y tengo la sensación que cuando hablaba de medicina se refería a algo mucho más amplio que aquello que te ayuda a conservar la salud física, parece que ya por esas épocas, manejaba conceptos holísticos que hoy consideramos muy modernos. Para mi, la salud tiene mucho que ver con la coherencia, con la pura aceptación de quien uno es en todos los planos: físico, mental, emocional, espiritual. Y para que haya coherencia entre esos niveles, tiene que haber unión, o sea YOGA. Y en nuestra disciplina, esa unión no se alcanza solamente construyendo asanas, meditando, o respirando, sino que también podemos llevar el yoga a todos los aspectos de nuestra vida. Siempre que busquemos esa unión esencial, estamos practicando yoga. Yo practico yoga también a través de mi alimentación, cuando elijo que comer, cuando tomo consciencia de que hay detrás de cada bocado, cuando como con presencia, cuando cocino con amor y cuando de a poco voy conectándome cada vez mas con mi cuerpo para sentir los efectos de esos alimentos. Pensar en la comida como un punto de encuentro entre mi ser y el universo me emociona. Cada vez encuentro más belleza y más profundidad en este aspecto de la vida, que si estamos en piloto automático puede parecer muy banal y terrenal, pero con unos ojos bien abiertos y una mente despierta toma otras dimensiones.

Esta mayor sensibilidad o atención puede profundizar nuestra práctica de yoga, y a la vez podemos transformar una simple actividad diaria como comer en algo más profundo, de mayor alcance, como una meditación. Una medicina, una herramienta más en este camino de búsqueda y crecimiento. Y de este modo reconocer que cuando como, no solo ingiero comida, sino que me comunico con el universo, modifico mi energía, nutro (o no) el templo que es mi cuerpo físico, apoyo ciertas causas, comulgo con unos principios, invito a formar parte de mi a estaciones, naturaleza, personas, regiones y sobre todo a una energía, que se suma a mi energía, que va a pasar a constituirme. Y es importante decidir con convicción que tipo de energía es la que elijo para mi.

Vuelve a mi cabeza Hipócrates, y su frase, “somos lo que comemos” resuena en mi interior dejando una sensación de paz, de coherencia, de equilibrio. Los alimentos que elijo e ingiero cada día forman a pasar parte de mi en un nivel mucho más profundo que el físico. Despertar esta atención tan fina a la hora de comer me vuelve más consciente, más despierta, pues entro en una dimensión que traspasa la superficie, la relación causa-efecto más inmediata, para conocer un mundo de relaciones implícitas. Para descubrir que la comida es pura relación; con la naturaleza, con las personas que trabajaron para que eso llegue a mi plato, con el clima, con tantas cosas. Y esto me trae inevitablemente a la noción de Unión, que se me presenta así como entre líneas. Mi comida me dice “No estás sólo, ni desvinculado.” Veo que soy parte de un todo tan inmenso y que funciona a la perfección. Y en especial salta a mi atención la importancia de mi actuar y las consecuencias de mis elecciones. No es lo mismo si me alimento de una manera que de otra. No es lo mismo para mi porque estaré generando una calidad diferente de energía, de salud, de pensamientos y de todo lo que tengo para ofrecerle al mundo. Y tampoco es lo mismo para mi entorno, para el planeta, para los demás. Detrás de algo tan simple que hago 4 veces al día hay una cascada de consecuencias, por tanto que importante estar atento y llegar a conocerlas. Así como detrás de eso hay una cascada de causas que llevaron a su creación, mi gratitud deberá ser infinita entonces.

Asumir la propia responsabilidad por la alimentación y todo lo que está implica es fluir en este mundo con coherencia, armonía y conforme a mi grandeza. Es profundizar, salir de lo inmediato, ver más allá. Es vivir un poco más despierto. Es acercarme a la vivencia de Unión. Y por tanto podemos decir que tiene mucho que ver con el Yoga.

Dieta de Otoño

kichadi-arrozLas temperaturas bajan, las hojas se vuelven amarillas y nosotros también cambiamos. Llega el otoño y con el una importante necesidad de limpiar y fortalecer el cuerpo físico preparándonos para la inminente llegada del invierno. En este caso te dejamos una dieta de otoño que puedes hacer durante unos días para ponerte a punto. Fácil, rica y nutritiva. Recuerda, somos uno, cualquier limpieza en tu cuerpo trae vibraciones más elevadas a tu mente y espíritu. Reconocer esa unidad es vivir de acuerdo a tu grandeza. Sat Nam

Dieta de Arroz integral con Soja Verde

Consiste en comer durante unos días (de 5 a 40) un plato preparado con arroz integral, soja verde y verduras (preferentemente provenientes de agricultura ecológica). Si quieres puedes agregar a este preparado algo de yogur y comer fruta entre horas (nunca junto con el arroz). Es muy fácil de preparar: dejas las legrumbres en remojo la noche anterior y luego echas a hervir el arroz y la soja con suficiente agua (proporción dos a uno aprox.) y vas agregando las verduras que quieras en función de su tiempo de cocción. Intenta no mezclar demasiadas verduras, dos o tres variedades ya estaría bien. Para no aburrirte, puedes ir variando la elección de verduras a lo largo de los días como también de las especies, y así irás obteniendo diferentes sabores.

Esta dieta purifica el organismo eliminando los desechos tóxicos acumulados en el intestino. Asimismo, nos vuelve más sensibles, despertando nuestro olfato, oído, tacto, vista hasta sentirnos más ligeros y, a la vez, energéticos. A nivel nutricional, nos aporta aminoácidos del cereal, proteínas de las legumbres, minerales y las vitaminas de las verduras. Además, al carecer de grasas, la energía la tomaremos de los hidratos de carbono completos e integrales.

Los antiguos yoguis que practicaban esta dieta en la India decían que te trae al presente y te permite vivir con mayor intensidad, no en vano la llamaban “el alimento de los ángeles”

La hacemos?

Primavera, limpia tu cuerpo y abre tu mente

Sabías que puedes hacer yoga en tu plato de comida? Claro, si yoga es unión, puedes buscar esa coherencia en tu vida a partir del equilibrio en tu alimentación. Piensa que todo lo que ingieres pasa a formar parte de ti, integra tu cuerpo, tu mente, tu energía y tus emociones. Ahora por ejemplo estamos entrando en la primavera, que tal si nos conectamos con este momento de afuera hacia dentro? Desde la comida hacia tu interior, allá vamos.
La primavera es una estación muy especial en el ciclo de vida de todo ser, es un momento de apertura, de renacimiento y transformación. Es el punto en que dejamos atrás la introspección e inactividad del frío invierno, para lanzarnos al movimiento, al florecer de la vida. A nivel de alimentación, llega la hora de purificar los excesos de energía pesada y densa del invierno, pasándonos a alimentos y métodos de cocción más ligeros.

Aquí algunos consejos que esperamos te sean útiles:

  • Depúrate. Es un buen momento para empezar a consumir alimentos que favorezcan la desintoxicación. Entre ellos encontramos: todas las hojas verdes (crudas o escladadas), rabanitos, champiniones, nabos, puerros, alcachofas, germinados y apio. También a este efecto reduciremos un poco la cantidad de proteína ingerida.
  • Enfríate. Pasamos progresivamente a estilos de cocción más ligeros, eso quiere decir con menos calor (menos horno y más hervido o crudos) o con menos aceite (a la plancha en vez de frito). De esa forma vamos adaptando nuestra temperatura corporal y nuestra energía a los cambios de clima.
  • Sabores. Los sabores ácidos son ideales para esta época del año, al igual que el uso de hierbas aromáticas.
  • Frutas. Si bien es buen momento para incrementar el consumo de fruta, no olvidemos que no ha llegado el verano. Se recomienda consumir fruta en compota, al vapor o macerada, y así atenuar los efectos enfriantes y expansivos de las mismas
  • Se creativo. Aprovecha esta ola de energía primaveral para dar vuelo a tu imaginación y volcar esa creatividad en tu plato. Come variado, sano, con diferentes colores y texturas.

Y sobre todo, sonríe! llegó la primavera 🙂

“Come el alimento con dignidad; es decir, no como los ignorantes
que supeditados a la comida se abalanzan sobre ella,
sino desapasionado como los sabios, sabiendo que
su âtman es la verdadera esencia de toda comida.”
Brihadânyaka Upanishad 1.5.2

Primavera: tiempo de limpieza!

 

El 21 de Marzo las horas de luz y la de oscuridad son las mismas: es el equinocio, el comienzo oficial de una nueva temporada. Y qué mejor manera de empezar que la de crear espacio para todo lo nuevo que está por llegar? 🙂

La expresión “Limpieza de Primavera” la conocemos por lo de poner patas arribas nuestra casa, limpiar y tirar lo que no necesitamos: pues lo mismo, y más importante, va por nuestros hermosos cuerpos y nuestras poderosas mentes!

Y porque es tan importante limpiar nuestro interior?

Nuestros cuerpos, por el simple hecho de existir, van produciendo deshechos y toxinas, desde todo lo que comemos, bebemos y respiramos. Si a eso añadimos el frenesí de la vida contemporanea veremos claramente como el aire que respiramos no está exactamente limpio, las sutancias que entran en contacto con nuesta piel (jabones, cremas…), la comida procesada y no organica aumentan de forma exponencial el volumen de toxinas en nuestra sangre. El higado y los riñones, lor órganos encargados de eliminar lo que no nos sirve, junto con el intestino,  están entonces sobrecargados de trabajo.

Para ayudarlos es muy importante hacer una pausa para que puedan deshacerse de todo lo acumulado, y estar en su plena función para el nuevo ciclo que acaba de empezar!

Si  te despiertas cansado, si necesitas tomar café a lo largo del día para mantenerte activa, no duermes bien, tienes alergias… este texto va para ti!  A nivel físico puedes hacer una monodieta de zumos frescos  durante 3/5 días, y añadir de forma regular cereales integrales a tu comida. Todos los productos biológicos tienen muchísimas más vitaminas y nutrientes que los “normales”, si los encuentras muy caros en las tiendas, hay opciones de cooperativas de consumo que lo hacen todo más asequible, busca la que tienes más cerca tuyo, no tiene el sabor y el olor no tienen comparación! Recuerda también que los estimulantes (café, té, bebidas gaseosas), el alcohol, los azucares añaden carga extra para nuestro higado!

No se trata de pronto de convertirse en monjes ascetas, pero sí le puedes poner consciencia a tu alimentación, de a poco, tratando de evitar excesos. Esto no es tan complicado, te parece? 😉

Tu cuerpo te lo agradecerá recompensandote con mucha más vitalidad, una piel más luminosa y un mejor humor! (En la medicina china el higado está vinculado a la ira y la ansiedad,  los riñones al  miedo…)

Y así como limpiamos nuestra casita física, que pasa con nuestra mente?

Yogi Bhajan decía que meditar era como pasar la aspiradora por nuestros pensamientos y nuestras estructuras mentales. ¿Te tumbarías en el suelo de una casa sucía, llena de basura?  Y como podemos crear pensamientos positivos y luminosos sin abrir las ventanas y hechar todo lo viejo y estancado? Miedos, rencores, frustraciones, patrones y añade aquí todo lo que quieras soltar!

Unas hermosas meditaciones para “hacer limpieza” en nuestro interior son Kirtan Kriya y Sitali Pranayam (esta es muy efectiva para despejar la rabia contenida).

Esta semana en Madrid la dedicamos a limpiar, aprovechando de la luna nueva en Aries, que nos prepara a un nuevo comienzo: estaremos practicando la Kriya “Para Desintoxicar”.  Y tu, ya te has animado a sacar todo lo viejo?!

Listas y listos para florecer! Sat Nam!