Svadhisthana, la dulzura del Segundo Chakra

El segundo chakra, Swadisthana, tiene que ver con nuestra capacidad para tomar la vida, para saber descubrir la chispa de felicidad que hay en cada uno de los acontecimientos que vivimos.

Nos lleva al cambio. El Uno se transforma en Dos, el solido se transforma en liquido e nos sumergimos en el elemento Agua. La toma de conciencia de este Chakra depende del fluir, de la dualidad y de la atracción de los opuestos.

A nivel físico lo encontramos en la parte superior del hueso pélvico, en las glándulas gónadas, y se percibe popularmente como el chakra del sexo. Pero la sexualidad es sólo una parte del poder que ahí reside. La principal característica de svadhisthasana es su poder para crear, para dar y recibir.

Contrariamente al primer chakra, que se centra casi exclusivamente en el yo, el segundo chakra necesita las energías de los demás para florecer.

Cuando el Segundo Chakra está bien desarrollado tienes opiniones, tienes en cuenta los contrastes y los contornos.

En el primer chakra, los objetivos principales eran perseguir la seguridad monetaria y el poder muscular. La atención era lineal y seguía una dirección única. En el segundo chakra la atención se diversifica hacía deseos, fantasías de naturaleza sexual y hacía la creatividad.

Desde el punto de vista del yoga, las experiencias del Segundo Chakra proporcionan la primera prueba de lo que es la unión, de lo que significa ir más allá del aislamiento de uno mismo, disolviendose con, a través y en el otro.

El gusto es el sentido conectado con el segundo chakra. Sin pasiones, la vida no tiene sabor. La comida ahora no es tan solo un elemento de sobrevivencia, sino un disfrute.

Svadhisthasana es el chakra del movimiento, de la libertad de fluir y cambiar.

La conducta de una persona del segundo chakra podría llamarse la vía de la mariposa: gozar de toda flor bella, enamorándosene, volando y olvidando. Una persona de edad entre ocho y catorce años actúa desde la motivación del segundo chakra. Al igual que la tierra se disuelve en agua, el niño empieza a reaccionar buscando contacto físico con su familia y amigos. La imaginación aumenta. La sexualidad entra en las relaciones cuando surge una nueva conciencia del cuerpo físico. Las normas y reglas de la familia se tornan insoportables y la persona se convierte en rebelde.

Si este chakra está desequilibrado podemos encontrarnos con: sensación de estar inadecuado, relaciones superficiales, vergüenza del cuerpo o de la sexualidad, actitud de “niño malo” en la edad adulta.

Con el segundo chakra equilibrado tendremos iniciativa, empatia, generosidad y deseo de compartir, intimidad, facilidad de relacionarnos, gusto por la vida.

Svadhisthasana significa “dulzura”, equilibrarlo significa saber disfrutar de nuestro cuerpo y dejarse flotar, por el mar de la vida.

“Sí, yo me muevo, vivo, me equivoco;
agua que corre y se entremezcla, siento
el vértigo feroz del movimiento:
huelo las selvas, tierra nueva toco.”

A. Storni

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s