Porque meditamos con mantras?

mantraLos mantras dirigen la mente y el cerebro a través del ritmo, el sonido, la concentración y las respiración. Buscamos conectar con el maestro que yace detrás del sonido, para dejar de lado nuestro ego y traer luz a nuestra vida. De esta forma, podemos aligerar los patrones que limitan nuestro actuar y nuestra experiencia para abrir y suavizar nuestra mente. A través del sonido buscamos recordar el estado natural del Ser, desapegado del pasado, las creencias y las limitaciones autoimpuestas. Cantamos para unirnos al ritmo y vibración del universo y así poder tener una experiencia del Infinito dentro nuestro.

Cuando meditamos recitando un mantra, entramos en japa (repetición) y esto afecta a nuestra mente de una manera muy potente. Al repetir los patrones de sonido, cambia la vibración de la mente y se deshacen automatismos muy arraigados, se produce una limpieza del subconsciente liberando formas de pensamiento y sentimientos almacenadas. Si uno continua en esta repetición, nuevos patrones son creados y se despiertan capacidades latentes en el interior.

Los mantras son en si mismos una tecnología cuántica capaz de modificar los neurotrasmisores que dirigen los estados de la mente y del cerebro. La buena noticia es que son efectivos en si mismos, mas alla de la comprension o creencias del que los recite, sus efectos son inevitables.  Al presionar el paladar con la lengua en sus 84 puntos de reflexología, se estimula directamente el hipotálamo. Este, recibe información de los sentidos y es el encargado de dirigir los impulsos, los sentimientos y la relación entre ambos hemisferios cerebrales. Simplificando, se podría decir que es el punto de conexión entre cuerpo y mente. El ritmo de la respiración, el estímulo de la lengua sobre el paladar y la vibración del sonido, marcan al hipotálamo un código de funcionamiento, y este libera neuroquímicos que activan la glándula pituitaria. De esta forma, todas las gándulas del cuerpo segregan hormonas, generando una capacidad inmunológica, calidad de emociones y estado de animo. Entonces, a través del poder del mantra afectamos directamente: el sistema nervioso (simpático y parasimpático), el sistema endocrino y el sistema inmunológico.

La vibración propia del cuerpo tiene influencia directa en el estado físico, mental y emocional, y al recitar mantras estamos influyendo directamente sobre esa vibración y creando una nueva. Puedes cantar mantras para sanar, para centrar la mente, para despegarte de las emociones, para sincronizarte con el universo, para sentir al infinito dentro de ti…. Las razones y los efectos son múltiples, el poder del mantra es uno e indiscutible. La entrega lo es todo, nos sentamos a cantar sin esperar nada, y así sin anhelarlo, todo llega y vibramos con el universo.

“Oh mi mente, practica yoga de esta manera:
Que la verdad sea tu trompa, la sinceridad tu collar,
Meditación las cenizas que aplicas sobre tu cuerpo.
Que el autocontrol sea el arpa, y el nombre del Señor tu medio de apoyo.
Vibra las cuerdas de la corriente del sonido y escucha las canciones encantadoras del Señor.”
Guru Gobind Singh

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s