Las Bhandas, cerraduras energéticas

La palabra bhanda, quiere decir “cerradura” y se refiera a llaves corporales o contracciones musculares que se aplican para retener y canalizar Prana (energía). Las hacemos para equilibrar la energía y enviarla a los chakras, activándolos y desarrollándolos. También tienen la función de modificar la circulación sanguínea, la presión nerviosa y el flujo del líquido espinal-cerebral. En Kundalini Yoga practicamos tres tipo de cerraduras:

Mul bhanda (cerradura de raíz)
Es la llave que usamos con más frecuencia en nuestra práctica. Consiste en una contracción de ano, genitales y bajo vientre. Primero se contrae esfínter, empujándolo hacia dentro y hacia arriba (como si tratáramos de retener cuando vamos al servicio). A continuación se efectúa la contracción de los órganos sexuales hacia arriba (como tratando de contraer el tracto urinario). Y por último, se mete el ombligo hacia dentro, hacia la columna vertebral. Generalmente la hacemos en retención de aire, en lleno o en vacío. Esta cerradura combina los dos flujos de energía principales del cuerpo: Prana (energía de absorción) y Apana (energía de eliminación). Centra la mente, eleva la energía, mejora la digestión, problemas de piel, masajea el hígado, riñones y  bazo.

Uddiyana bhanda (cerradura del diafragma)
No la usamos tan frecuentemente. Se aplica en retención sin aire elevando el diafragma hacia el tórax y echando los músculos abdominales hacia atrás de la columna, como si se crease un hueco o cavidad debajo de la caja torácica, con los abdominales metidos hacia dentro. Estimula el hipotálamo-pituitaria y eje adrenal en el cerebro, y desarrolla el sentido de la compasión. Eleva la energía a través de los centros energéticos del corazón y ombligo. Proporciona frescura a todo el cuerpo.

Jalandhara bhanda (cerradura de cuello)
Para formarla, recogemos en mentón hacia atrás, estirando las cervicales y cuidando que la cabeza no se incline hacia arriba o hacia abajo. De esta forma estamos despejando la zona cervical para que circule libremente el flujo de energía hasta el cerebro, estimulando así los chakras superiores. Previene dolores de cabeza y presión en los ojos, orejas y corazón durante la respiración . Además ayuda a las glándulas tiroides y paratiroides a segregar óptimamente y también a activar las funciones de la pituitaria.

Cuando combinamos las tres llaves estamos haciendo Mahabhanda, la gran cerradura

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s