La Respiración de Fuego (Agni Pran)

Respiracion de fuego
La respiración de fuego es sin dudas es el más sofisticado Pranayama de respiración controlada. Esta es una increíble herramienta contra la ansiedad, nervios, preocupación, miedo, dolor, tristeza, y más… Esta Respiración vitaliza completamente el sistema nervioso, causando la secreción de la glándulas purificando así la sangre.

Durante la Respiración de Fuego, el aire es inhalado y bombeado hacia fuera de forma muy rítmica, como si se usara un fuelle, sin sentir ningún tipo de tensión en los músculos del abdomen, pecho, caja torácica o en los hombros, los cuales permanecen relajados durante toda la respiración, hasta parecer que puedes continuar el ritmo de la respiración indefinidamente con poco esfuerzo.

Algunos de sus beneficios:

  • Libera la ansiedad, nerviosismo.
  • Mueve el diafragma dentro y fuera. Esto tiene un impacto directo en el centro del ombligo, liberando las emociones beneficiosamente.
  • Reajusta y refuerza el sistema nervioso.
  • Ayuda a recuperar el control sobre estados de estrés mental.
  • Ayuda al corazón y a la circulación, (envía) las toxinas fuera del flujo sanguíneo.
  • Masajea los órganos internos.
  • Libera toxinas y sedimentos de los pulmones, revestimiento mucoso y vasos sanguíneos.
  • Expande la capacidad pulmonar.

Esta respiración es tan importante para nosotros porque, una vez dominada, ofrece unos espectaculares resultados con un mínimo de esfuerzo y puede ser practicada en muchas situaciones cotidianas, permitiéndonos continuar a la vez otras tareas eficientemente.

Consejos Prácticos:

  • Cuando empieces a dominarlo, ten en cuenta que la inhalación es tan importante como la exhalación, has de introducir el mismo aire que sacas, si exhalas potentemente has de inhalar la misma cantidad de aire para volver a echarlo.
  • La respiración de fuego es sobre todo continua, como si fuera una sola respiración muy larga.
  • Al iniciarnos en esta técnica lo principal es volvernos conscientes del movimiento diafragmático, por lo que sacrificaremos la velocidad si es necesario para lograr precisión en este movimiento. Cuando a través de la ejecución de estos pasos graduales consigamos practicar la técnica correctamente (en la mayoría de los casos esto puede tomar desde algunas semanas a algunos meses) llegaremos a experimentar un ritmo más rápido y constante.
  • Al principio esta respiración puede resultarnos difícil de coordinar y forzada, pero tras algún tiempo de práctica y en la medida que nuestro músculo diafragmático se tonifique y adquiera nuevas habilidades, descubriremos un universo de energía a nuestra disposición, fácilmente accesible y a la que recurriremos con enorme naturalidad cada vez que la necesitemos.
  • Es de recordar que no se recomienda practicar Agni Pran si estás en los días de sangrado del ciclo lunar, si estás embarazada o si sufres presión alta. Y si tienes dudas pregunta a tu profesora o profesor de kundalini yoga!

A practicar entonces! 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s