El Octavo Cuerpo: Cuerpo Pránico. Finito vs. Infinito

Image

Sumergiéndonos en los estratos más sutiles de la anatomía energetica llegamos al Cuerpo Pránico.

Como su nombre nos indica estamos hablando de un cuerpo conectado a la energía del Prana: la fuerza vital, el Chi de la medicina china. Circula en nuestro cuerpo gracias a la respiración, y se mueve a través de los nadis, los caneles energeticos que tienen origen en el punto del ombligo.

Todas las culturas tradicionales nos hablan de la importancia de esta energía sutil, que distingue un cuerpo vivo de un cuerpo muerto. Respirar es nuestro primer acto al venir a este mundo y el último cuando dejamo el cuerpo físico.

Que es entonces el cuerpo pránico? Es un campo electromagnético que nos pone en contacto con la la fuerza vital del Infinito, y distribuye esta energía a través de los aspectos materiales de nuestro Ser. El oxigeno es el combustible quemado por la Fuerza Vital que constituye nuestras células.

La fuente del Prana es Infinita, pero nuestra capacidad de acceder a ella es finita, en cuanto limitada por nuestro cuerpo. Por eso la milenaria sabiduría yoguica se ha enfocado tanto en profundizar en este aspecto, creando varias técnicas de control de la respiración (Pranayama) para respirar de una manera más consciente.

Controlando el Prana empiezas a tomar control sobre tu Vida y desarrollas la capacidad de ir más allá de la Muerte.

Sí, porque si tu cuerpo pránico no está equilibrado y por ende no estás respirando correctamente uno de tus mayores obstáculos será el miedo. Te has fijado que cuando tienes miedo tu aliento se acorta? O de como tus sistemas de alerta vitales se disparan si retienes tu respiración sin aire en los pulmones?

Mantener una respiración calma y relajada nos ayuda a mantener un ritmo cardiaco fuerte y regular, y una mente despejada incluso frente a situaciones de estrés.

Un cuerpo Pranico poderoso te hace valiente, por esto tiene que estar bien equilibrado con el cuerpo siguiente (el Cuerpo Sutil), si no podrías ser como un soldado impávido sin ningúna proyección elevada.

Respirando conscientemente permitimos un movimiento fluido de la energía en nuestro cuerpo, creando así una gran fuerza vital interior. Este es un atributo propio de este cuerpo: la enegía vital. Si el octavo cuerpo no está trabajado puede que te sientas siempre cansado y sin suficiente fuerza para hacer lo que quisieras. O puede que recurras a metodos baratos y rápidos para adquirir energía, como los azucares y la cafeína, que funcionan durante poco tiempo, pero dejan el organismo desgastado a largo plazo.

Si has nacido en Agosto, o los días 8, 17, 26 del mes deberías dedicar especial atención a este cuerpo.

¿Qué podemos hacer entonces para armonizarlo?

Aprende a respirar!

El Kundalini nos ofrece muchas meditaciones y técnicas para profundizar en la respiración consciente (Respiración Larga y Profunda, Respiración Alternada, Respiración de Fuego, Sitali Pranayama, Respiración de León…por citar algunas).

Otra poderosa herramienta para potenciar el cuerpo Pránico es el canto, respiramos mientras hacemos vibrar nuestras cuerdas vocales, elevando nuestra energía sutil. Y para armonizar este cuerpo hay un Mantra específico: Pavan Guru. Pavan es la fuerza vital, y Guru es el Maestro: nos está diciendo que la Respiración es nuestra maestra… hermoso, no?

También podemos recurrir a la acupuntura, esta especialidad de la medicina china se enfoca el desbloqueo de los canales energéticos por los cuales circula el Chi, o Prana.

Y finalmente trabajar para superar nuestros miedos y fobias, aprendiendo a reconocerlas y observarlas y ver que son producto de nuestra mente nos permitirá conectar cada día más con nuestra profunda fuerza interior.

Respira, canta… siente tu vitalidad! Ellaa es la clave de tus actos en el mundo, y tienes dentro de ti todo lo que hace falta para desarrollarla.

“Si la fuerza vital puede conservarse,

capturarse y encauzarse

podrás cambiar tu destino,

y el destino de otras personas.”

                                                                    Yogi Bhajan